Visítanos en: Facebook Twitter

[Documentos] Think Tank : "La Experiencia de TAL TV: Contenidos de calidad compartidos regionalmente"

Malu Viana Batista, directora ejecutiva de TAL TV

"La Experiencia de TAL: Contenidos de calidad compartidos regionalmente"


Charla en el Think Tank del Audiovisual,  25 de septiembre 2013


Introducción

Fernando Acuña, director ejecutivo Acción Audiovisual, presentó a Malu Viana Batista y su proyecto TAL que cumple 10 años y se ha  consolidado como un referente de televisión de calidad en Latinoamérica.

 

Malu Viana Batista

TAL es una institución sin fines de lucro que ha desarrollado alianzas con televisoras y redes públicas y culturales de América Latina. Hoy TAL es una asociación cultural con más de 270 canales de televisión y miembros en 20 países de la región.

 

Acá en Chile tenemos la representación de ARTV y VTR con un total de 10 canales. Además en América Latina es la plataforma internacional de intercambio de contenidos audiovisuales. Para TAL el trabajo asociativo tiene un valor importante, porque promueve un diálogo cultural, fortalece la programación, la diversidad y el aumento de la capacidad de producción. Incentiva la identidad individual, en función de una permanencia colectiva. Y da también sustentabilidad, fortaleza territorial  y crea un espacio de ciudadanía latinoamericana.

 

Hoy tenemos un nuevo escenario, porque las televisoras públicas y culturales no sólo producen contenidos nuevos, también tienen que producir contenidos interactivos para múltiples plataformas. En una palabra, tienen que adaptarse a las nuevas tecnologías de comunicación, adecuando la estructura organizacional, ya que no pueden producir algo nuevo si mantienen una estructura antigua.

 

Esto representa nuevos desafíos. Las televisoras tienen que utilizar su plataforma mediática para promover, preservar y perpetuar su cultura, mantener parámetros de excelencia y promover la experimentación e innovación en la forma de hacer televisión. Deben además mantenerse en la frontera de la convergencia digital y todo esto con presupuestos que muchas veces son limitados.

 

Ante esto, TAL propone 4 acciones concretas: producción, formación, distribución y promoción.  En distribución hemos intercambiado 1435 programas. Hacemos paquetes de programación, aproximadamente de 6 horas por trimestre y sugerimos que nuestros asociados hagan una franja de programación con contenidos de América Latina, por ejemplo, "Tal como somos" nombre que utilizamos para colocar los programas en el servidor de TAL.

 

Estamos convencidos de la importancia de compartir contenidos educacionales a través de TAL y a lo largo de toda América Latina. Estos contenidos toman forma en los rostros, voces y paisajes de cada uno de los países del continente. Son materiales audiovisuales culturales producidos a nivel nacional pueden ser distribuidos a escala regional e internacional, permitiendo así un intercambio de experiencia y de información acerca de distintas realidades y logrando un beneficio mutuo.

 

No sólo somos productores independientes, también somos proveedores de servicios, para hacer que este proyecto sea sustentable. Hemos producido documentales, creamos un relacionamiento fluido con casas productoras de la región y además coordinamos producciones especiales entre nuestros canales asociados.

 

TAL ha producido 29 programas originales. Les pongo como ejemplo el caso de  "Los latinoamericanos", que se ha iniciado con un llamado abierto para seleccionar los mejores proyectos que tratan la identidad de cada uno de nuestros países, teniendo como eje la mirada de un director local. En esta serie produjimos 12 documentales, uno por país. Acá en Chile tuvimos el apoyo de Acción Audiovisual para hacer el lanzamiento de la convocatoria. Además agregamos a la producción del episodio chileno una guía de formación. El director fue Aldo Oviedo y su programa no solo sirvió para discutir cómo somos nosotros sino también cómo hacemos realización audiovisual, a través de un manual realizado por Jennifer Walton.

 

Hemos coordinado nueve coproducciones. Ahora estamos produciendo Colores de fútbol una serie documental acerca de la devoción del fútbol. Cuando presenté la idea dije que tenemos 200 países, no sé cuántos planetas, pero hay una cosa en común que es el fútbol.

 

Estamos también desarrollando actividades de formación a través de 4 talleres creativos, y ya tuvimos 5 reuniones de nuestros canales asociados. En ellas se ha debatido sobre formatos, calidad de la programación, movilización social e interactividad. Nuestra meta es pensar la televisión como propuesta de integración cultural, entretenida, educativa y además planificar y  crear contenidos televisivos de alta calidad. Nuestra última reunión en DOC Montevideo fue complementada con dos workshops: una del National Film Board sobre la necesidad de tener una reestructuración interna para la producción de contenidos Transmedia.

 

La creación del premio TAL fue muy interesante porque posibilita dar visibilidad mayor a los esfuerzos de producción. Otra iniciativa que acompañamos ha convocado a jóvenes de todo el mundo a presentar videos originales y creativos; por ejemplo, focalizando tres temas: migración, diversidad e inclusión social

Participamos también de un proyecto que utiliza el lenguaje audiovisual para conseguir que la gente hable de la pobreza.  El proyecto ha comisionado 8 documentales de galardonados realizadores y 30 cortos de nuevos talentos emergentes. Los audiovisuales son conmovedores, presentan historias fuertes, apuntando a una reflexión acerca de los grandes problemas de hoy, generando nuevas interrogaciones. Los documentales fueron exhibidos en todo el mundo en noviembre del año pasado y están disponibles gratuitamente on line.

 

Junto con Al Jazeera, TAL ha trabajado para consolidar la presencia de profesionales de América Latina más allá de nuestra región. Hemos organizando talleres creativos en San Pablo e invitando a realizadores independientes a presentar sus proyectos. Se seleccionaron 5 propuestas independientes y Al Jazeera ha producido una serie que está siendo ahora distribuida por TAL a 16 televisoras en 10 países.

 

Hemos formado una gran videoteca digital. Hoy día tenemos más 8 mil títulos de diferentes partes de América Latina, además de un asociado en Canadá, cuyo foco es el trabajo con la comunidad latinoamericana. Se trata de un proyecto único dada su diversidad geográfica y su naturaleza, que sirve como memoria cultural para las televisoras de nuestro continente. Tenemos un website, que está abierto al público. Allí disponemos hasta ahora de unos 600 títulos. Apuntamos a crear un espejo de nuestra videoteca digital en toda su amplitud, para facilitar el acceso a este patrimonio.

 

Hace ya más de un año iniciamos también el intercambio de contenidos con Europa.

Estamos convencidos de la fuerza de la creación audiovisual, su rol protagónico en promover un diálogo intercultural, dentro de los países, entre los ciudadanos, así como hacia afuera, generando lazos para tener un mayor y mejor entendimiento. Para la integración entre el mayor número de países es fundamental que nos conozcamos uno a otros y reflejemos nuestra diversidad en todas las pantallas.

 

En TAL tenemos un concepto moderno de lo público, donde lo que importa es la práctica como criterio de la verdad. Lo que tú haces, es lo que tú eres. Por eso hay diferentes tipos de constituciones legales: tenemos canales sin fin de lucro, tenemos canales privados con fines de lucro, pero que tienen un rol cultural en su país. Todo esto está explicado en el sitio www.tal.tv. Ponemos a disposición los paquetes de programación, pero cada canal escoge lo que quiere y no interferimos en la línea editorial del canal. En cuanto a la estructura organizacional de TAL contamos con 10 a 15 personas. Tenemos representantes en Argentina, en Paraguay y Uruguay, México y nosotros en Brasil.

 

Debemos asumir que en América Latina existe una televisión privada muy agresiva, muy fuerte. A diferencia de Europa, donde la televisión nace pública y por eso tiene canales fuertes con alto índice de audiencia, que es completamente diferente a nuestra realidad.

 

Necesitamos fortalecer las instituciones culturales de la región. Además, hoy tenemos en Brasil un fondo audiovisual que es enorme, porque tiene muchísima plata y yo me quedé muy sorprendida porque salió un artículo de un periodista del área diciendo que sólo un 21 % por ciento ha sido ejecutado

 

Pero a diferencia de Chile, el fondo no apoya organizaciones civiles ni sociales. Es importante incentivar maneras alternativas  de hacer comunicación como TAL y otros modelos innovadores que están surgiendo. En Brasil aparecen también grupos alternativos como el grupo de media Ninja y el post TV, que son televisión en el Facebook y registro de todo tipo de acontecimientos, principalmente para hacer una cobertura de las manifestaciones recientes que hubo en todo el país y han sido un suceso. Yo creo que es interesante iniciar un debate acorde a nuestro tiempo.

 

TAL está desarrollando una plataforma que se llama TALI  para intercambiar materiales dirigidos a niños y niñas. Si analizamos solamente el contenido infantil vemos que se necesita dinero para la adaptación de contenidos, y hay que hacer doblajes, no solamente subtitulados. Para eso, estamos creando un fondo de doblaje, seleccionaremos solamente 5 contenidos en producción infantil de excelencia en la región donde muchos programas se venden bien y tienen además un retorno financiero para los canales, pero hay programación infantil que esta fuera del circuito comercial.

 

Nosotros  estamos detectando modelos similares en Europa donde cada miembro tiene una contribución y sigue las reglas de organización como las de EBU (European Broadcasting Union) que es una organización, sin fin de lucro también, de la misma naturaleza de TAL, pero sustentada a través de una cuota asociativa. Son canales más chiquititos y están empezando, pero yo creo que en el futuro nosotros tenemos que pensar en nuestra sostenibilidad económica a mediano y largo plazo, a más del fomento para una programación de calidad.