Visítanos en: Facebook Twitter

Bruno Bettati y las formas de coproducción con Europa

El productor chileno, participante de variadas películas tales como Huacho y Manuel de Ribera expuso sobre coproducción entre Chile y Europa. Aconsejó a los novatos del mundo audiovisual de experimentar utilizando estas herramientas, en vista de las oportunidades que se abren con los países del viejo continente, y porque en nuestro país no es posible financiar a todos esos proyectos.

Bruno Bettati visitó la facultad de Comunicaciones UC para analizar el mercado de la coproducción y las posibilidades que se abren entre Chile y Europa. En el marco de las charlas abiertas a todo público de Acción Audiovisual, dejó claro el panorama: las oportunidades han aumentado considerablemente, los fondos existen, los profesionales audiovisuales abundan, las instancias para generar lazos con productores extranjeros están disponibles y los festivales están a la vuelta de la esquina. Lo importante no es lo que hay, sinoque aprovecharlo correctamente para lograr el éxito.

Este chileno es socio gerente de la productora de cine Jirafa films, que ha realizado largometrajes como El Asesino Entre Nosotros (2006), Ciudad de Papel (2007), El Cielo la Tierra y la Lluvia (2008), Ilusiones Ópticas (2009), Huacho (2009), Manuel de Ribera (2010), Bonsái (selección oficial de Cannes 2011), Miguel San Miguel (2012), II Futuro (2013) y El Verano de los Peces Voladores (2013). Desde su propia experiencia, Bettati describió cómo el mercado nacional ha cambiado positivamente para la creación audiovisual. Solo en Chile egresan entre dos mil a tres mil personas de alguna carrera relacionada con el rubro, lo que genera una masa laboral amplia, pero que no encuentra trabajo. Según Bettati nop hay escasez de productores, por el contrario hay entusiasmo por hacer películas, solo que hay que aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado de la coproducción.

Imagen foto_00000006

 

¿Por qué coproducir?

Según sostuvo, en nuestro país hay fuentes de financiamiento disponibles pero que no alcanzan para cubrir todos los proyectos, sobre todo a quienes son más novatos en el mundo de los fondos concursales. Por esta razón, llamó a buscar alternativas en la coproducción.

Bruno Bettati enumeró las razones de por qué coproducir: "Primero, porque el mercado es muy caro para financiarlo localmente, la naturaleza del proyecto exige un presupuesto que no es cubrirle y para no bajar la calidad de tu producto es necesario buscar plata de otros lugares".

Además, porque el film puede tener temáticas que también se identifican en otros territorios, por lo que es una buena razón para explorar un nuevo diseño de coproducción. Además, en Chile no hay estudios de animación muy desarrollados, porque están recién emergiendo, y esto es una oportunidad para explorar y trabajar en conjunto con otros países.

Imagen foto_00000009

 

Y finalmente, la coproducción es beneficiosa para efectuar transferencia de conocimiento, no solo para explorar, sino que también el conocimiento venga a Chile.

A las puertas del mercado europeo

Para obtener acceso al mercado de la Unión Europea, la primera forma es a través de entrenamiento. Europa ofrece programas para la formación de proyectos (lo que no es producción). Hay muchas vías de formación, también orientadas a América Latina. Estas instancias les explicarán cómo funciona el mercado europeo. Para Bruno Bettati esta es la etapa básica para alguien que recién está comenzando en el mercado audiovisual.

Otra forma es buscar apoyo financiero de fondos que existen en Europa, que no necesitan un coproductor y se puede pedir una pequeña cantidad de dinero para inversión. También existe la coproducción no oficial, cuando los fondos de otros países no pueden salir de estos territorios, por lo que, si se quiere participar de estos fondos, se deben tener relaciones con estos países, donde se debe tener un administrador local.

Imagen foto_00000008

 

La coproducción oficial requiere que haya financiamiento de los dos países, un cuerpo legal de ambos que cumplan ciertas reglas para que ganen la nacionalidad. También por los prestigios políticos, se producen externalidades positivas. Chile, por ejemplo, tiene solo cinco acuerdos bilaterales: Francia, Canadá, Brasil, Argentina y Venezuela.

¿Cómo se encuentra un socio? Hay varias instancias, según Bettati. Es importante saber que los europeos establecen espacios o foros para productores que vienen con uno o más proyectos en carpeta. . "También hay encuentros de productores en América Latina, son espacios hechos para que se encuentren la media naranja audiovisual", sostuvo.

Finalmente, hay que tener en cuenta que uno está trabajando con recursos y poderes que no son de nuestro país, por lo que se genera una responsabilidad financiera y diplomática. Cada vez que uno levanta plata, hay un compromiso, "si no, vean El Padrino", finalizó Bettati.